Entradas

Passeridae

“Cantan los pájaros, cantan 
sin saber lo que cantan: 
todo su entendimiento es su garganta.”
Octavio Paz.

El pájaro canta una canción en tono fa menor como una sinfonía de los adioses.
La mansa armadura que lleva tiene finos acordes y emprende lentamente un movimiento que gira sobre su eje volviéndose una danza y en la nada, se va desajustando.

Gira lento hacia arriba y rápido hacia abajo, imperceptible al tacto y queda poco a poco estéril en el piso del barro que él habita.

El pájaro gorrión tiene un armonioso sonido que emana de su voz, profesa una furia torrencial parece, contra el mundo y todo comienza a hundirse en semejante espectáculo bautismal, y el barro intenta resplandecer falsamente sobre los ojos desnudos de algún dios sobre la tierra.

El gorrión Canta porque tiene una canción. Canta porque tiene un corazón. Canta porque sueña en melodiosa disonancia con las cosas.
Imagen

Estratégicamente lado "b"

Quería decir, te amo,
pero no me salieron 
las palabras,
yo que las guardo
las colecciono, las escribo,
y pensé, la vida, un poco es eso,
las palabras y las cosas
a veces no se cantan,
y otras muchas veces
no te salen,
cuando querés.



Así que fui hasta la verdulería
y pedí las mejores frutas,
para adornar la mesa
y puse en ella, un mantel fresco,
de un tono, verde menta,
cosa que se alegren los ojos,
al ver juntos todos los colores,
servidos en la mesa,
y mientras la adornaba,
supuse, que vos,
al verlas tan bonitas,
te daría por tocarlas,
como se toca el amor
como los ciegos
saben ver con las manos
amplias, y ellas solas,
pudieran decirte de mi amor,
y a esta estrategia le puse lado "b".

¡Pero en serio no te rías
mirá si pasa esto!
Por eso practico de memoria
como si escuchara un casete de los 80,
pensalo, por un instante, si algún día
nos conociéramos, rompiéramos el hielo,
y de repente comiences a cantarme,
al oído una canción
que habla de tu felicidad,
y yo muy torpe, lenta
me vaya derritiendo,
    …

Una cumbia para el Dentista

Pienso en esta cumbia que combino
intermitente, para tocar con los pies, 
y como una silenciosa concertista
cuido los detalles,
los ínfimos detalles, de las notas,
para que sea paisaje,
que brille y suene delirante,
se muevan y, suenen
y brillen
como si fueran todas,
las posibles sonrisas del mundo,
perfectas, impecables,
listas para besar,
relucientes, así sonará esta
increíble cumbia musical.

Y mientras mastico esta canción,
con fuerza, 40 veces más de lo normal,
porque es muy bella, y a la belleza
se la digiere parsimoniosamente,
lenta y suave, mientras dure.
Pero sin embargo la cumbia
se la carga al revés,
con la saliva, rápido,
a los saltos, los saltitos,
curvando la espalda,
meneando la cadera,
arqueando las rodillas,
con las manos enredándose
en los brazos y por orden natural,
boca entreabierta,
se abren las emociones,
las confesiones quedando únicos,
desnudos, sin palabras,
y cae toda máscara.
Ni mariposas, ni sueños,
                                ni verdad,
hacia los dientes rechinante…

De todas las estrellas las letras de tu nombre

“Aquellos que desean cantar siempre encuentran una canción”
Proverbio


La noche
se encendía desde lejos
sobre las estrellas,
donde era todo luz,
en nuestro mundo.



El airoso paisaje
se hamacaba
frente a nuestros ojos
bajo la fila diminuta
de hormigas chiquititas,
desde el jardín de casa
y la luz preciosa de la luna
se empapaba amigable
sobre nuestros rostros.

Minutos después,
ya sin la prodigiosa luz
de sol tornasolada,
como las amatistas
que son bellas,
brotaban bajo las imponentes
luces de todas las estrellas,
las letras de tu nombre
y yo, sonreía. Agradecida.

Los árboles
y los pájaros eran libres,
crecían más altos
que el cielo,
soñábamos entonces
con el verde frondoso
de la vegetación,
que iba trepando
como tu corazón
y mi corazón
como los árboles libres
sobre los cielos,
permeables del amor
y la belleza.

Muchos días
pasaron así sobre la tierra,
y la gente se maravillaba.

Pero ahora no estás
y sin embargo,
aún crecen
las flores del jardín,
los bichitos de la luz,
llegan para jugar,

Las formas posibles del amor

Imagen
Podemos condensar
toda expresión de amor, 
a las patas de un elefante,
si cuatro jarrones sostienen la belleza,
y no se tumban, sabemos
que no es casualidad.

Pero no hay nosotros,
en el aire de este poema,
que escribo solo yo.
Si cierro los ojos, puedo verte,
en donde siempre estás.
Y con las mismas letras
...................resulta que :
sucede un elefante,
con cuatro jarrones
en las patas,
sostienen ellas,
toda la verdad,
las formas posibles.
Nuestro mundo.
(Parar un ratito para cantar)

Animales intensos

______________________


los animales
exitan el paisaje
sobre la noche

______________________


morbosa fauna
despliega los motivos
del apetito



______________________

naturaleza
penetrándo la planta
húmedo animal

______________________


oscuridades
los cuerpos de la noche
negro intenso


_____________________

carnosa la flor
sobre su jugo  posa
su mano animal


______________________


las flores  se abren
territorio del cuerpo
para estimular

______________________

salvaje encanto
nocturno que se enciende
místico animal



______________________


las hormonas de
hembra perfuman todo
intima selva


_____________________


adrenalina
el sexo moviéndose
como un animal

_____________________


planta carnívora
mortal apareamiento
secreción flujos

______________________


los animales
intensos caen sobre
el ritual sexual
______________________