La escala de los peces

No es por la boca
que los peces mueren

y bailan
fugaces los anzuelos
alzándolos al aire
a conocer la tierra prometida

mueren por la tristeza de no saber decir